[its because this is]

[veritas vos liberabit]

“El Coloso de Adachi”

 

 

Takeshi Kitano

 

Una noche, hace como 5 años, en una de esas interminables horas de ocio en las que tomas el control remoto y le cambias hasta ver “algo interesante”, ví una escena en la que un oriental golpeaba en un ojo a un pandillero de color (quien resultó ser Omar Epps) y sinceramente por morbo le dejé en ese canal,  ya que para mi buena suerte el filme iba comenzando y grande fue mi sorpresa al ver la el trabajo completo. Se trataba de un trabajo cinematográfico  llamado “The Brother” dirigido por un japonés de nombre Takeshi Kitano, mismo que ha sorprendido a la gente por sus trabajos como director, actor, pintor y escritor. La película narra la historia de un Yakuza que se ve obligado a abandonar Japón debido a la traición por los de su propio grupo delictivo, “clan” si así quieren llamarlo, para después llegar a Estados Unidos, lugaro donde se desarrolla la historia. Después de haber visto el trabajo completo me dí a la tarea de buscar más películas del mismo director y al verlas me quedé sorprendido por la calidad de sus trabajos, la fotografía (que en varias de sus películas él mismo dirige), la musicalización, los guiones (que también él escribe) y los repartos que por supuesto, él selecciona. El segundo trabajo que tuve la oportunidad de ver fue Zatoichi, película dirigida y protagonizada por el mismo Kitano, que muestra la historia de un vagabundo ciego que vive sus ganancias como masajista y apostador, pero que a su vez es un gran samurai del que solo se escuchan rumores.

 

Escena de "Zatoichi"

 

Al escuchar el nombre de Takeshi Kitano automáticamente nos trae a la mente gente sin brazos, meñiques cortados, yakuzas con las viceras de fuera, pero jamás nos viene a la mente el aspecto cultural que esto trae, ya que el hombre lejos de grabar escenas violentas, nos trae a nuestras pantallas una pequeña visión de lo que es la cultura japonesa en distintos de sus ámbitos sociales. No nos imaginamos lo sensible que puede llegar a ser, pensando en los sentimientos que se pueden llegar a dar de manera inesperada entre las personas, mezclando esos sentimientos con bellas leyendas japonesas como lo hizo en su película Dolls del 2002, tampoco nos imaginamos lo reflexivo que puede llegar a ser, y como muestra de ello podemos mencionar la exposición titulada “Gosse de Peintre”, trabajo que preparó para ser mostrado del 11 de Marzo hasta el 12 de Septiempre del año en curso en la Fundación Cartier, en Francia, y que intenta eseñar al espectador el lado infantil que puede llegar a tener cada persona en su interior.

 

Pintura de la colección "Gosse de Peintre" de Takeshi Kitano

 

Quiero terminar este post haciendoles saber que el mismo no tiene pretención  personal alguna, simplemente la intensión es mostrar desde otro punto de vista el trabajo de una persona que ha sido estereotipada por algunos de sus trabajos y ampliar la perspectiva cinematográfica para aquellos que no lo conocían, así se evitarán la pena de ir a pagar al cine por largometrajes de increíbles prespuestos que terminan siendo una burla de las grandes industrias solo para llenarse los bolsillos. Les dejo este corto video sobre su exposición, espero les guste.

No comments yet»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: